La mayoría de las enfermedades y problemas emocionales se deben a la desvalorización, es decir a no sentir que valemos lo suficiente, es por esto que éste es el enfoque del final del MiniCurso de Gratitud.

En el ejercicio del módulo 1, aprendimos a centrarnos en lo que tenemos y no en lo que no tenemos, a contar nuestras bendiciones.

En el ejercicio del módulo 2, aprendimos a buscar momentos de paz repitiendo mentalmente “Gracias, Te Amo” (el mantra del amor).

En el ejercicio del módulo 3, comprendimos que no existen los errores, que detrás de cada “error” podemos hallar una o muchas bendiciones y redescubrir el orden divino en lo que vivimos. Además, al encontrar luz detrás de los sucesos oscuros de nuestra vida, nos liberamos de la culpa y nos sentimos mejor con nosotros mismos.

Y hoy en el cuarto y último ejercicio nos enfocaremos directamente en amarnos.

ImprimirPara esto te invito a que hoy, varias veces al día, te mires al espejo y te digas “Gracias, Te Amo” y sonrías (poco a poco lo harás con más soltura, hasta que te encantará hacerlo).

Cuando digas “Gracias” siente en lo agradecido que estás contigo mismo por todo lo que eres y has hecho. Cuando digas “Te Amo” siente que realmente te amas tal como eres, cada parte de ti es perfecta.

También en otros momentos del día, reconoce lo que te gusta de ti y lo que has hecho bien. Tienes como prioridad tratarte bien a ti mismo.

Por lo tanto sé consciente del trato que te das a ti mismo, si notas que te criticas mentalmente o te dices “tonto, bobo, menso…”, corrígelo pensando o diciendo: “Te Amo”.

El resultado de amarte más, de sentirte más valioso es: mejores resultados en tu vida, mejoras en tu economía, mejores relaciones personales, mejores momentos…

¡Disfruta de tu compañía!

GRACIAS por acompañarme durante estos días, repite los ejercicios que quieras, cuando quieras.

Te sugiero la práctica del Minicurso por 28 días para cambiar tu enfoque mental hacia la Gratitud. Este es el tiempo necesario para hacer de lo que quieras un hábito, es decir incorporarlo a tu vida.

Ahora puedes decidir cuales ejercicios harás. Recuerda que la Gratitud es como un músculo, que una vez que lo desarrolles comenzarás a sentir la fuerza de la gratitud en tu vida.

Te deseo muchos motivos para agradecer y mucho amor.

Gracias, Te Amo.

firma-carolinarenteria

PD: Descarga el Minicurso en formato PDF desde AQUÍ

Audio Gracias Te Amo